Ave. Roberto Clemente, Bloque 166-12, 4ta Ext. Villa Carolina, Carolina P.R. 00985
Close
Ave. Roberto Clemente, Bloque 166-12 4ta. Ext. Villa Carolina, Carolina P.R. 00985

SEMBLANZA

Cuando Dios llega al corazón del ser humano todas las cosas son hechas nuevas. La vida, la familia y el hogar de Gustavo Adolfo Firpi fue transformado cuando Cristo llegó; y luego de perseverar firme por unos años, recibió el llamado divino de vender su próspero negocio de farmacia y cafetería para dedicarse a su obra.

Comienza en enero de 1969, en la marquesina de la residencia de la Familia Firpi Salim, localizada en Carolina, PR. Se estableció una iglesia evangélica cristiana la cual por dirección divina se llamó Templo Evangelístico Pentecostal.

En el inicio de esta obra se añadieron rápidamente ocho personas quienes

llevaban a cabo servicios de adoración, predicación, oración, estudios bíblicos y escuelas dominicales. Mientras, el 12 de abril de 1969 el hermano Gustavo A. Firpi fue ordenado al pleno ministerio pastoral en la ciudad de Philadelphia, EU.

En su regreso a la Isla, Dios le dio la oportunidad de evangelizar una comunidad compuesta por múltiples apartamentos para personas de escasos recursos. Fue así como el Pastor llegó al Residencial Sabana Abajo en Carolina, PR junto a su esposa los hermanos que ya pastoreaban.

Parados en diferentes esquinas predicaron sin cesar el mensaje de salvación, sanidad, liberación; y el Señor añadía a la iglesia los que eran salvos. Fue de esta manera que comenzó el desarrollo y crecimiento de nuestra congregación.

Diariamente el Pastor recogía en su auto a los hermanos para llevarlos a la marquesina de su residencia y allí impartirle la enseñanza bíblica. Pero pronto el espacio se hizo pequeño ante el dramático aumento de la membresía.

Es por esto, que solicitaron en forma prestada las facilidades del Centro Comunal del Residencial; lo que por gracia de Dios les fue provisto. Allí se reunían todos los miércoles en cultos de evangelismo donde se comenzaron a ver grandes milagros y prodigios. Este mover del Espíritu se hizo notorio y llegaban vidas necesitadas de salvación, sanidad y liberación de diferentes lugares las cuales eran transformadas convirtiéndose en testimonio de lo que el verdadero y único Dios puede hacer.

Transcurrido el tiempo, y luego de enfrentar fuertes dificultades en el Centro Comunal comprendieron la necesidad de buscar un lugar para edificar un Templo propio. De esta manera el Pastor inició un plan de trabajo que incluyó el solicitar al Gobierno de PR y empresarios privados solares para la compra, pero todo fue infructuoso. Es entonces, cuando dirigidos por el Espíritu Santo el Pastor junto a su esposa cedieron su propia residencia para la construcción del Templo. De manera que con los ahorros habidos se comenzó la edificación en abril de 1970 y culminó en enero de 1974.

Es así como el Templo Evangelístico Pentecostal quedó localizado en el Ave. Roberto Clemente de Villa Carolina, en Carolina, PR y desde su primer servicio se ha dado libertad al Espíritu Santo para escribir nuestra historia. ¡Cuánto hemos visto, cuánto hemos vivido! Pronto el edificio para 500 personas se llenó y el mover del Espíritu era y es sobrenatural.

Se organizó un programa semanal que llevamos hasta hoy; dando énfasis al estudio de la Palabra por orden divina. Por lo tanto, los estudios bíblicos y la escuela dominical han sido la columna vertebral de nuestra iglesia. Cada semana es completada con cultos en los hogares, cancha, parques, visita a los enfermos y necesitados. Además de la ayuda social y moral que se brinda.

Pronto nuestra congregación se constituyó en un instrumento de bendición y punta de lanza para muchos. Siempre nos hemos esforzado por cumplir el legado de Cristo guardando sus mandamiento y doctrina fundamental de la Santa Escritura como lo es: cuidar la salvación, la oración, el ayuno, la santidad, bautismo en agua, llenura del Espíritu Santo, Sanidad divina, cena del Señor, educación cristiana, solemnización del matrimonio entre hombre y mujer, bendecir al necesitado y la enseñanza del pronto regreso de Cristo.

Por la gracia del Señor el Templo Evangelístico se extendió abriendo obras en diferentes partes como lo fue: Guayama, PR en 1974; Barranquilla, Colombia en 1980; Juncos, PR en 1983; Bayamón, PR en 1985; y en Springfield, MASS en 1988.

La participación de la iglesia en la obra misionera ha sido amplia y eficaz dentro y fuera de Puerto Rico. Nuestros misioneros; hombres y mujeres consagrados y dedicados a esta labor ministerial dejaron y dejan grandes huellas. Mediante la demostración del Espíritu han logrado alcanzar grandes victorias que honran a Dios, pues por su gracia hemos llegado a Estados Unidos, India, Perú, Brasil, Argentina, Venezuela, España, Colombia, Honduras, El Salvador, Haití, República Dominicana, Panamá, África, Cuba y Costa Rica.

El sistema educacional de la iglesia dio un giro de bendición, cuando en el 1979 se establece el Instituto “El Sembrador” que opera hasta hoy. El mismo aspira a desarrollar un genuino interés en la práctica de las doctrinas fundamentales de la Palabra, capacitar al creyente para su ministerio y promover el liderato de los feligreses en la realización de tareas dentro de la obra.

Fue en los años ochenta, cuando el Pastor tuvo una experiencia directa con Dios. Dios le ordenó construir un nuevo templo con palabras específicas y claras: “porque refugio mio será”. De inmediato se trazó un plan de trabajo que incluyó el no acogerse a ningún préstamo bancario ya que Dios supliría todo. Desde ese momento se comenzó a trabajar fuertemente en lo que sería nuestra nueva casa. Voluntarios pusieron manos a la obra y aunque por momentos las fuerzas menguaban, la perseverancia siembre estaba.

Mientras, la iglesia contó con grandes bendiciones, como lo fue tener su programa de radio en la emisora Radio Revelación (88.1 fm) por muchos años. Más que ser reconocida dentro y fuera de Puerto Rico, tuvimos la satisfacción de alcanzar miles de almas para Cristo las cuales muchas llegaron a congregarse en el Templo. Luego, y hasta el presente tenemos un programa televisivo llamado “Santidad desde el Púlpito” que se transmite por la Cadena del Milagro Internacional fundada por un gran amigo y hombre de Dios y el Evangelista Yiye Ávila. Actualmente el mundo entero puede vernos a través del internet; esto gracias a un incansable ministerio de tecnología.

Además, hemos aprendido la importancia de extender la mano al necesitado tal como lo hace Jesús estableciendo ministerios para este fin, como lo es la ayuda al deambulante, patrocinio a hogares de niños huérfanos, visita a hospitales y égidas de ancianos; y la integración con la comunidad a través de actividades evangelísticas y sociales.
Mientras se colocaba cada varilla y cada columna; mientras se pintaba cada pared y se colocaba cada una de las losetas; la iglesia no ha dejado de fortalecerse en el Señor y en el poder de su fuerza. Hemos pasado momentos de abundancia y de escasez; de alegrías y tristezas; de supuestas pérdidas y grandes ganancias, pero siempre agarrados de las promesas de Dios.

Los años nos han demostrado que la obediencia de un hombre al llamado de Dios nos ha formado. Por años hemos visto como Dios nos ha suplido y se ha dejado sentir en medio nuestro. Nuestros ojos han visto milagros extraordinarios en nuestro altar y allí mismo hemos derramado las más angustiosas lágrimas, pero siempre Dios nos ha dado la victoria.
Momentos inolvidables han marcado nuestra historia; cuántas bodas, cuántas presentaciones de niños, cuántos cultos, cuántos bautismos, cuantos retiros espirituales, cuántos testimonios de almas transformadas, sanadas, libertadas y agradecidas… Generaciones de niños, jóvenes, adultos y ancianos llenos de la unción y el poder de Dios. Hermanos y hermanas que amaron este ministerio y sembraron lo que tenían se nos han adelantado y aunque los extrañamos sabemos que descansan en el Señor. Hermanos y hermanas humildes pero valientes hemos resistido las más fuertes luchas con la ayuda de Dios para ver aquella promesa cumplida. Hermanos que se formaron en nuestras filas y hoy desarrollan sus ministerios dentro y fuera de Puerto Rico para gloria de Dios. Hermanos que se convirtieron en fuertes columnas y junto al Pastor no retrocedieron ni un paso.

Han pasado años, pero todo el tiempo de Dios es perfecto. Hoy, 31 de diciembre de 2013 no solo nuestros ojos ven, sino nuestros pies entran a aquella promesa. Porque Él no es hijo de hombre para mentir. Hoy se hace historia, inauguramos el nuevo Templo Evangelístico Pentecostal. Es hermoso y es más de lo que imaginamos. Lugar que será de refugio para muchos y bendición para nuestra Isla y para las naciones.

Hoy, la congregación dice “gracias” al Pastor por haber obedecido el mandato divino, a su familia por prestárnoslo y a cada voluntario que trabajó incansablemente en esta obra. Pero todo a Dios por habernos dado las fuerzas para llegar.

Hoy, todos, niños, jóvenes, adultos y ancianos gritamos a una voz ¡Ebenezer!, hasta aquí nos ha ayudado Jehová.

¿Desea ser Miembro de nuestra Iglesia?

Envíenos un mensaje con toda su información para así comunicarnos con usted.
¡Contáctenos aquí!